ESCRITORES

PRESOS

Los zombis están de moda. Han resucitado –valga la redundancia– con fuerza en el siglo XXI. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ha colgado en su blog “Apocalipsis zombi”, una guía para sobrevivir a un hipotético ataque de muertos vivientes, consejos que sirven también para pandemias, terremotos o accidentes nucleares.

zombis

ZOMBIS EN EL PARLAMENTO

Y en España han llegado al Parlamento de la mano de Compromís, que hace unas semanas preguntaba al Gobierno sobre sus planes ante un “apocalipsis zombi” (para protestar por la “poca calidad” de las respuestas parlamentarias del Ejecutivo). Hubo respuesta: “No hay protocolos. Poco se puede hacer llegado ese momento” (literal).

No es un fenómeno nuevo: los zombis nacieron al calor de la crisis y vuelven de forma recurrente. Que la mitad de todas las películas de zombis de la historia se hayan rodado en los diez años posteriores al ataque a las Torres Gemelas y de la crisis de las subprime no es casualidad…

Pero empecemos por el principio: la primera película de zombis, “White Zombie” (1932) –en España “La legión de los hombres sin alma”– llegó al cine con la Gran Depresión. Para los etnólogos e historiadores, el zombi (haitiano en su génesis) está íntimamente relacionado con la esclavitud y la opresión. Por extensión, los sociólogos interpretan la figura de los zombis como metáfora de los pueblos con voluntad secuestrada propia de la sociedad capitalista. Y con cada crisis económica los zombis –o la metáfora del vampiro recogida por Karl Marx en “El Capital”– renacen.

Volvieron con “La noche de los muertos vivientes” (George A. Romero, 1968), a las puertas de la durísima crisis del petróleo de los 70. Para los expertos, la película escondía una crítica a la guerra de Vietnam y al imperialismo americano, incluso una alegoría contra la segregación racial en Estados Unidos. En un plano más general, se repite la zombificación como metáfora de la degradación física y moral, una alegoría del ser humano corriente infectado y manipulado, y que ha dejado de sentir y de pensar.

 

INVASIÓN TRAS EL 11-S

Y aquí los tenemos otra vez, después del ataque terrorista a las Torres Gemelas y tras la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos, una crisis que convertida en pandemia ha ido “infectando” a otros países y propagándose por el mundo. Bajo la dinámica del “todos contra todos” y el “sálvese quien pueda”, el futuro se vislumbra negro, pero que muy negro, con poco margen de maniobra más allá del mero instinto de supervivencia. Sí, parece el argumento de “The Walking Dead” (2010), inspirada en el cómic homónimo de Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard (Image Comic, 2003). Vuelve el zombi como alegoría del ser humano gregario, que se mueve en manadas, que ha perdido su humanidad. Cada vez más, representa una imagen distorsionada de las masas, manipuladas en un mundo de medios de comunicación y cultura global que anula al individuo. Uno de los diálogos de “The Walking Dead” resume esta visión: “De uno en uno no son peligrosos, el problema es cuando aparecen en grupo”.

ESTÁN ENTRE NOSOTROS...

Ahora los zombis campan a sus anchas más allá del cine y la televisión: hay videojuegos zombis, porno zombi, aplicaciones que convierten una foto en su versión zombi; “Orgullo y prejuicio y zombis”, el clásico de Jane Austen reescrito por Seth Grahame-Smith; un Día del Orgullo Zombi (4 de febrero)… Y aquí, nuestra aportación: “Franco zombi”, la novela de Antonio Ortega que, mezclando realidad y ficción en clave de humor, amenaza con convertirse en una pesadilla.

LOS MUERTOS VIVIENTES TOMAN LA LITERATURA

Arriba vemos la edición en español de "Orgullo y Prejuicio y Zombis" (Jane Austen y Seth Grahame-Smith", 2009); debajo, cartel de "La legión de los hombres sin alma" (1923), primera película de zombis (con Bela Lugosi); y bajo estas líneas, el número uno de la serie de cómics "The Walking Dead" (2003)

para tiempos de crisis

LAS DOS TUMBAS DE EDGAR ALLAN POE
¿DÓNDE ESTÁ
AGATHA CHRISTIE?
PRIM, LA MOMIA PROFANADA
LA LEY SECA, EL CHOLLO DE CAPONE
Mostrar más