Pedro Páramo y Lolita cumplen 60

16 Sep 2015

Este año se cumplen seis décadas de la publicación de las obras maestras de Juan Rulfo y Vladimir Nabokov. El mejor homenaje es leerlos.

‘Pedro Páramo’ se publicó en la primavera de 1955. Era la primera novela del autor mexicano, su segunda obra después de la recopilación de cuentos publicada como ‘El llano en llamas’. Editada por la Colección de Letras Mexicanas del Fondo de Cultura Económica, de los 2.000 ejemplares de la primera tirada apenas se vendieron la mitad a lo largo de cuatro años, el resto se fue agotando “regalándolos a quienes me lo pedía”, confesaba el propio Rulfo. Pero no dejó a nadie indiferente. Su complejidad y simbolismo desconcertaron a la crítica, pero autores como Mario Benedetti, Carlos Fuentes, García Márquez o Jorge Luis Borges fueron unánimes al reconocerla como una obra maestra de la literatura universal. Una década después, el Fondo de Cultura Económica ya había editado hasta siete veces el breve relato rural sobrenatural, hondo y lírico, que da voz a los muertos y sienta las bases del realismo mágico latinoamericano.

‘Lolita’, la novela más conocida del autor estadounidense de origen ruso Vladimir Nabokov, tampoco tuvo un nacimiento fácil. Su aura de novela maldita ya se gestó antes de su publicación. Cuentan que un primer borrador, titulado ‘El hechicero’, fue rescatado de la chimenea por la esposa de Nabokov, Vera, después de que el escritor lo arrojara al fuego. En él estaba el esqueleto y esencia de ‘Lolita’, una de las novelas “más perfectas del siglo XX”, según el escritor Antonio Muñoz Molina.

Cuando apareció el 15 de septiembre de 1955 en París, publicada en dos tomos por la editorial erótica Olympia Press, había sido rechazada por cuatro editoriales estadounidenses por decadente, inmoral y pornográfica. Inmeditamente fue prohibida en Francia e Inglaterra, y hasta tres años después no pudo ser publicada en Estados Unidos. La historia de amor y deseo entre un hombre maduro y una niña de 12 años, que escandalizó y fascinó por igual a los lectores y a la crítica, se ha convertido en arquetipo, reproducida e imitada hasta la saciedad. Pero la obra es mucho más.

 

 

Please reload

Posts destacados