J.D. SALINGER      

EL AUTOR INVISIBLE           

“LA TECNOLOGÍA

SUFICIENTEMENTE AVANZADA ES INDISTINGUIBLE

DE LA MAGIA”

Arthur C. Clarke pertenece a esa generación de escritores/científicos, como Isaac Asimov o Carl Sagan, que nos "acercó" la ciencia, en especial la astronomía, con unas novelas "legibles", un estilo ameno y una pasión contagiosa. Clarke es conocido principalmente por ser el autor del cuento "El centinela", que Stanley Kubrick adaptó en 1968 al cine con el título "2001, una odisea del espacio", con guion escrito por el propio Clarke, que luego "noveló" la película. Sin embargo, el científico británico también aportó grandes cosas a la ciencia en sí, como sus famosas "tres leyes".

ARTHUR C. CLARKE (1917-2008)

TODA UNA

CELEBRIDAD DE LA CIENCIA

DEL SIGLO XX

"SIR ASTROLOGÍA" Arthur C. Clarke nació en Minehead (Somerset, Inglaterra, Reino Unido), el 16 de diciembre de 1917. Desde pequeño demostró gran pasión por la astrología. Sirvió en radares en la II Guerra Mundial. Estudia Matemáticas y Física, pero se especializa en Astronáutica. Muy popular por sus apariciones en TV y en los círculos científicos europeos. Solo estuvo seis meses casado, y los últimos 56 años de su vida los vivió en Sri Lanka (antigua Ceilán), donde murió el 19 de marzo de 2008. Fue nombrado "Sir" en 1998.

EL ARTÍCULO EN UNA REVISTA QUE ABRIÓ EL CAMINO A LOS SATÉLITES

"WIRELESS WORLD" Nada más terminar la guerra, Clarke publica en octubre de 1945 un artículo en la revista "Wireless World" titulado "Extra-Terrestrial Relays" ("Transmi-siones extraterrestres", en el que allana el camino a los futuros satélites espaciales al definir las llamadas "órbitas geoestacio-narias", una gran aportación a la ciencia.

UN VIAJERO "EN POTENCIA" AL ESPACIO... CUANDO AÚN NO HABÍA VIAJES ESPACIALES

ASTRONÁUTICA Arthur C. Clarke se distinguió desde el principio como un apasionado seguidor de la Astronáutica, el estudio de las trayectorias, navegación, exploración y supervivencia humana en el espacio. En resumen, la ciencia que estudia los viajes del hombre al espacio. De hecho, el científico inglés ejerció durante varios años como presidente de la Asociación Interplanetaria Británica. No olvidemos que estamos en los años en que el hombre todavía no había viajado al espacio.

ESTRELLA CIENTÍFICA

DE LA TELEVISIÓN

EL HOMBRE EN LA LUNA A finales de los 60, gracias a sus estudios y novelas, Arthur C. Clarke ya era una celebridad en el mundo científico, y de ahí dio el salto a la popularidad gracias a la televisión. De hecho, fue el comentarista de la CBS norteamericana en la llegada del hombre a la Luna en 1969. Luego, en los 80, tuvo sus propios programas: "Mundo misterioso", "Mundo de extraños poderes" o "Universo misterioso".

LAS MÍTICAS TRES "LEYES DE CLARKE"

"PERFILES DEL FUTURO" El libro de Arthur C. Clark "Perfiles del futuro" (1962) propugnaba tres leyes bautizadas con su nombre:

1ª. Cuando un científico eminente pero anciano afirma que algo

es posible, es casi seguro que tiene razón. Cuando afirma que algo es imposible, muy probablemente está equivo-cado. 2ª. La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá, hacia lo imposible. 3ª. Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.

EL ASTEROIDE (4923) CLARKE, EN HONOR DEL ESCRITOR

1981 EO27 El 2 de marzo de 1981, el astrónomo norteamericano Schelte John Bus descubrió un asteroide en el espacio denominado "cinturón de asteroides" que se encuentra entre Marte y Júpiter. Aunque en un principio se le denominó 1981 EO27, en 1996 se decidió honrar a uno de los mayores divulgadores a nivel popular de la astronomía, Arthur C. Clarke, poniéndole su nombre. Este es uno de los mayores honores que se puede hacer a un hombre que dedicó su vida a conocer mejor el universo.

LAS ETAPAS DE UN ESCRITOR

DE CIENCIA FICCIÓN

MÁS ALLÁ DE "2001"  En paralelo a sus trabajos científicos, Arthur C. Clarke comenzó a escribir novelas de ciencia ficción nada más concluir la II Guerra Mundial. En esta época destacan "El fin de la infancia", "La ciudad y las estrellas" o su obra maestra, "2001". Años después, entra a formar parte del núcleo de autores de la "ciencia ficción dura", con obras como "Cita con Rama" y "Las fuentes del paraíso". En sus últimos años su prosa se dulcifica y sus obras se vuelven más "sociales" con "Factor detonante" o "Sismo grado 10".

"2001, UNA ODISEA DEL ESPACIO"

CUENTO, LIBRO, CLÁSICO En 1948, Arthur C. Clarke escribió un cuento para un concurso de la BBC deno-

minado "El centinela". Dos décadas después, Stanley Kubrick lo adaptó a la gran pantalla con el título "2001, una odisea del espacio" (1968), para la cual escribió, junto al propio Clarke, el guion. A continuación, el autor lo adaptó en una nueva novela. El resultado, uno de los mayores clásicos cinematográficos de ciencia ficción.

SRI LANKA,

EL PARAÍSO NATURAL DE UN GENIO DE LA CIENCIA FICCIÓN

FASCINACIÓN Arthur C. Clarke vivió sus últimos 52 años en la isla de Sri Lanka, al sur de la India, antigua Ceilán. En teoría, el escritor y científico se enamoró de este paraíso asiático por su afición a la fotografía, sus impresionantes cielos y la fascinación que le producía la cultura india. Otros rumores apuntan también a que Sri Lanka era muy permisiva con los homosexuales (si bien él se declaró bisexual). Los últimos años de su vida los pasó en silla de ruedas a causa de una postpoliomelitis. Está enterrado en su capital, Colombo.

PADRES E HIJOS ESCRITORES (FAMOSOS)
BRAM STOKER, EL "PADRE" DE DRÁCULA
Mostrar más